Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / España
 
 
UN PARAÍSO

Descubre la Costa Brava y el Pirineu de Girona, toda una inspiración mediterránea

La Costa Brava es una tierra de genios como Salvador Dalí y Ferran Adriá. Un mágico rincón de la Península que provoca sensaciones únicas en el viajero, mucho más que un destino turístico.
 

La Costa Brava es mucho más que un destino turístico, es un sentimiento, un cúmulo de inolvidables vivencias generadas por la luz que baña sus perdidas calas y tradicionales pueblos pesqueros. Tierra adentro, camino del Pirineu de Girona, gran cantidad de tonalidades verdes que inundan sus inmensos bosques y el fondo de sus valles, coronados por cumbres de nieves casi perpetuas.

La inspiración de Salvador Dalí


Paseando por cualquiera de los Caminos de Ronda que recorren la Costa Brava bastan para experimentar todas y cada una de las sensaciones que vivió Salvador Dalí cada vez que ponía frente al lienzo en blanco para plasmar el paisaje de su tierra.

Desde Portbou hasta Blanes, un total de 220 kilómetros rodeados por una increíble naturaleza, patrimonio, cultura y gastronomía de obligada degustación con los cinco sentidos. Desde el recorrido por la Reserva Marina de las Islas Medes, hasta los pueblos medievales de Pals, Monells o Peratallada, todo ello sin olvidar vestigios del pasado como las ruinas de Empúries o el Monasterio de Sant Pere de Rodes, donde poder disfrutar de una de las mejores cocinas del mundo, desde establecimientos galardonados hasta humildes restaurantes de puerto.


Adentrándonos en la cultura, encontramos el Triángulo Daliniano, un espacio mágico formado por el Teatro-Museo Dalí en Figueres, la Casa-Museo de Salvador Dalí en Portlligat y el Castillo Gala Dalí de Púbol; todos ellos rincones de vida y cultura de un artista que llevó el nombre de la Costa Brava más allá de nuestras fronteras. Además, admirando así muchas de sus creaciones, en el mismo lugar donde encontró la inspiración para darles vida.

Ferran Adriá en el mágico enclave del mediterráneo


Otra figura artística que encontró inspiración en el mágico Mediterráneo peninsular, fue Ferran Adriá. Precursor de la nueva cocina del siglo XXI, con restaurantes como el de Roses o el Bulli. A día de hoy, se encuentra inmerso en el proyecto el Bulli Foundation, también en la Costa Brava, donde busca convertirse en un centro de creatividad e investigación culinaria al mundo.

Ahora, a las puertas del verano, la Costa Brava prepara su oferta turística con alojamientos para todos los gustos y necesidades (hoteles de primera línea de mar, campings de primera clase con bungalós, hotelitos con encanto para parejas...), empresas de actividades y ocio, entre las que destacan las de deportes náuticos.


El Pirineu de Girona y sus peculiaridades


Junto a todo ello, el Pirineu de Girona, a escasos kilómetros del Mediterráneo, con cumbres que superan los 2.000 metros de altitud y que durante el invierno es uno de los lugares ideales para prácticar deportes de nieve, donde el viajero podrá transitar por espacios de incalculable valor como el Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa, donde se alzan villas medievales del pasado hebreo como Besalú o poblaciones que se funden camaleónicamente con el entorno como Castellfollit de la Roca.

El Pirineu de Girona cuenta con peculiaridades que lo hacen único, como por ejemplo; el Valle de Núria donde se encuentra el santuario del mismo nombre, y donde esta la única estación de esquí del estado español a la que sólo se puede acceder mediante un tren cremallera. Por otro lado, Llívia, una localidad pequeña de La Cerdanya, ubicada geográficamente a modo de isla en territorio francés, se conserva en forma de museo la farmacia más antigua de Europa.

Por lo que la Costa Brava y el Pirineu de Girona son un territorio donde el desarrollo turístico fue pionero en España y que ha sabido conjugar el respeto por el medio ambiente y la actividad turística ofreciendo un amplio repertorio de posibilidades al visitante.
Eva Carbonell | 29 de Junio de 2012